More topic actionsEdit   Attach

Raúl Jiménez: "Explosiones cósmicas, la vida y el multiverso"

Astronomy on the Radio and TV

Astronomy on the Press

màxim

Investigación y Ciencia front page.

This month of December, the Spanish version of Scientific American (Investigation y Ciencia) features the research of ICREA professor Raul Jimenez in its front page with an article about cosmic explosions and the habitability of other planets in the Universe.

Abstract:

En 1950, el gran físico italiano Enrico Fermi se planteó la siguiente pregunta. Si nuestra galaxia contiene unos 100.000 millones de estrellas, y si suponemos que nuestro sistema solar no es una excepción, el número de planetas con vida presentes en la Vía Láctea debería ser exorbitante. En tal caso, en algunos de ellos tendría que haberse desarrollado vida inteligente que, antes o después, se habría extendido por toda la galaxia. Entonces, ¿por qué no hemos detectado ninguna civilización extraterrestre? ¿Por qué no han contactado con nosotros? ¿Dónde están?

Este razonamiento se conoce como «paradoja de Fermi» y, aunque ha sido fuente de todo tipo de hipótesis, hasta hoy carecemos de una explicación satisfactoria. En los últimos años, sin embargo, hemos aprendido que la vida compleja en el universo podría ser mucho menos común de lo que se pensaba debido a un tipo concreto de cataclismo cósmico: los estallidos de rayos gamma. Estas explosiones estelares se encuentran entre los fenómenos más violentos del universo, y sus devastadores efectos se dejan sentir a miles de años luz de distancia. Aunque fueron observados por primera vez en los años sesenta del pasado siglo, solo hace poco hemos comenzado a atisbar hasta qué punto su proliferación puede llegar a comprometer la existencia de vida en galaxias enteras.

Por sí solos, los estallidos de rayos gamma podrían ayudar a explicar la paradoja de Fermi. Sin embargo, las consecuencias parecen ir más allá. Un análisis cuidadoso revela que tanto el número como la distribución de estas explosiones estelares parecen hallarse íntimamente ligados a las leyes fundamentales de nuestro universo. Un cosmos ligeramente distinto del que observamos, o bien carecería de galaxias (y, por tanto, de planetas y vida), o bien estas abundarían pero serían hostiles a la vida compleja debido, precisamente, a un exceso de estallidos de rayos gamma.

Este resultado parece confirmar, por medio de un fenómeno astrofísico hasta ahora inexplorado, que vivimos en un universo extremadamente afinado para permitir la existencia de vida compleja, al menos tal y como la conocemos en la Tierra. Sumado a algunos argumentos de carácter estadístico, todo lo anterior podría estar diciéndonos algo sobre una de las ideas más controvertidas de la ciencia actual: la hipótesis del multiverso. El camino que nos lleva a vincular la presencia de vida en el cosmos con los estallidos de rayos gamma y la existencia de muchos universos conecta la física a las más diversas escalas, desde las leyes cuánticas y la química hasta los procesos astrofísicos y la estructura del universo como un todo.

( Full article)

 
This site is powered by the TWiki collaboration platform Powered by Perl