More topic actionsEdit   Attach

Preguntas frecuentes sobre los eclipses

Qué es un eclipse de Sol?


Los eclipses de Sol o solares se producen cuando la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol. Hace falta decir, sin embargo, que desde el punto de vista de la Tierra, la Luna y el Sol tienen casi el mismo diámetro. Además, debido a las variaciones de la distancia entre la Tierra y la Luna, ésta puede ser vista, desde la Tierra, más grande o más pequeña que el Sol. Esto produce los tres tipos de eclipses solares: parciales, totales o anulares.

Qué características tienen los diferentes tipos de eclipse?


ECLIPSE PARCIAL:

Se produce cuando la Luna no está del todo alineada con la Tierra y el Sol. Lo que sucede en estos casos es que una parte de la Tierra se introduce en la penumbra de la Luna pero, dado que la Luna no está correctamente alineada, la sombra del satélite no toca en ningún momento la superfície de la Tierra (ver Fig. 1). El resultado de esta situación es un eclipse parcial de Sol. Desde la Tierra se puede ver como una parte del disco lunar tapa la superfície del Sol, pero no la llega a cubrir en ningún momento. Todos los eclipses solars comienzan de esta manera, ya que la luna se va desplazando hasta conseguir la alineación correcta.

Figura 1: Esquema mostrando la posición de la Tierra, la Luna y el Sol durante un eclipse parcial de Sol.

ECLIPSE ANULAR:

Si la Luna, correctamente alineada, se situa entre la Tierra y el Sol en el momento en el que esta está más alejada, su sombra no será lo suficientemente larga como para llegar a tocar la Tierra (ver Fig. 2). En este momento se producirá un eclipse anular de Sol. Un observador situado en el punto adecuado de la Tierra, podrá ver que la Luna tapa la parte central del disco solar. Alrededor de esta zona oscura, se podrá ver la luz solar.

Figura 2: Esquema mostrando la posición de la Tierra, la Luna y el Sol durante un eclipse anular de Sol.

ECLIPSE TOTAL:

Finalmente, si se produce un eclipse de Sol en el momento en el que la Luna está más cercana a la Tierra, se producirá un eclipse total de Sol (ver Fig. 3). Estos eclipses son muy interesantes porque, además de porque permiten ver el Sol totalmente oculto, se pueden ver toda una serie de fenómenos poco habituales. El primer fenómeno que se puede observar son las llamadas perlas de Bailly. Justo en el momento en el que la Luna está a punto de ocultar totalmente el Sol, se puede observar la luz del astro a través de los valles de la Luna. Esto hace que se observen una serie de puntos brillantes alrededor del disco oscuro de la Luna. A continuación, y con instrumental adecuado, se pueden ver las protuberancias de una de las capas de las que está formado el Sol, la cromosfera. Finalmente, ya en la fase de totalidad, cuando el Sol está totalmente tapado por la Luna, se puede ver la capa más externa del Sol, la corona. Estas dos capas no se pueden observar habitualmente debido al brillo del Sol, pero son perfectamente visibles en un eclipse. Actualmente, en cambio, hay instrumentos preparados para tapar el disco solar de forma artificial, pudiendo observar así estas capas.

Figura 3: Esquema mostrando la posición de la Tierra, la Luna y el Sol durante un eclipse total de Sol.

Porqué no se produce un eclipse en cada Luna nueva?


Decimos que la Luna se encuentra en fase de luna nueva cuando sólo recibe la luz del Sol por el lado opuesto a la Tierra, por lo tanto, en un eclipse de Sol siempre estaremos en fase de luna nueva. El motivo por el que no en todas las lunas nuevas hay un eclipse se debe a que la órbita de la Luna está ligeramente inclinada (5 grados y 6 minutos) respecto al plano Tierra-Sol. Por tanto la mayoría de las veces la luna nueva se sitúa en un plano diferente y es sólo cuando la luna nueva se produce en el plano Tierra-Sol, o muy cercano a éste, que se produce un eclipse de Sol.


Cómo se puede observar un eclipse de Sol?

NUNCA MIRÉIS EL SOL DIRECTAMENTE

Mirar el Sol directamente sin protección o a través de gafas (incluso las gafas de sol), telescopios o cualquier otro instrumento no diseñado para esta finalidad puede produciros graves lesiones en los ojos. Tampoco se pueden utilizar radiografías, negativos o vidrios tintados, ya que pueden provocar igualmente graves lesiones oculares.

¿CÓMO OBSERVARLO ENTONCES?

  • La manera más segura de hacerlo és proyectando la imagen del Sol a través de un telescopio sobre una pantalla blanca (mirad la figura). Esta forma de observar el eclipse ofrece además la ventaja de permitir la observación simultánea a un grupo de personas.
  • Otro método de proyección es la llamada cámara oscura. Consiste en hacer servir una caja alargada a la que hacemos las siguientes operaciones: Primero un pequeño agujero con una aguja en un extremo (1 en la figura), la zona de este agujero se puede forrar previamente con papel de aluminio o algún material opaco (la zona oscura de la figura). A continuación en el extremo opuesto hacemos un agujero más grande (2 en la figura) que cubrimos con papel translúcido (vegetal). La luz entrará por el agujero pequeño y proyectará la imagen en el papel translúcido. Se puede hacer un agujero lateral para poder ver fácilmente la imagen que se ha formado.
  • También se puede observar a través de un telescopio convenientemente equipado con filtros solares de gran calidad.
  • Si no queremos utilizar un telescopio se puede observar con gafas específicas de observación solar o con filtros de soldador más oscuros (núm.14).

Desde qué lugares de la Tierra se puede observar un eclipse de Sol?


A diferencia de un eclipse de Luna, que se puede ver desde cualquier punto de la Tierra donde sea de noche mientras dure el eclipse, los eclipses de Sol sólo se ven en unas franjas concretas. Así pues, el eclipse se verá total (o anular) en una estrecha franja de unos centenares de quilómetros de ancho y algunos miles de quilómetros de recorrido que se corresponde con la trayectoria del cono de sombra (o de antisombra) que provoca la Luna sobre la superfície terrestre. En una franja mucho más amplia el eclipse será parcial.

Qué son las series Saros?


Existe un comportamiento cíclico en los eclipses que hace que cada 18'6 años haya dos eclipses muy similares. Estos eclipses se agrupan en series, denominadas series Saros. Según esto, se podría pensar que todos los eclipses pertenecientes a una misma serie son muy similares. Esto no es del todo así, ya que sólo se parecen los dos eclipses consecutivos. A medida que se va avanzando en la serie, los eclipses evolucionan, así los eclipses de Sol comienzan siendo parciales, después pasan a ser totales o anulares y para acabar vuelven a ser parciales. Después del último eclipse parcial, en un proceso que ha podido durar más de 1500 años, la serie se agota.
 
This site is powered by the TWiki collaboration platform Powered by Perl