More topic actionsEdit   Attach

Marte estará en oposición en Nochebuena

Volver

Marte en oposición

El día 24 de diciembre, a les 20 horas TU el planeta Marte se situará en oposición, observado desde la Tierra: estará en el punto del cielo diametralmente opuesto al Sol, tal como se aprecia en el diagrama siguiente:

Diagrama de la Terra i Mart en oposició: el Sol i Mart es troben sobre una mateixa línia, amb la Terra entre els dos.

Diagrama de la Tierra y Marte en oposición. No está a escala.
Cortesía: NASA

Esta configuración es especialmente favorable para la observación, por diversas razones: en primer lugar, Marte es siempre muy brillante en la oposición, ya que en este punto se encuentra bastante próximo a la Tierra (este año, la máxima aproximación tiene lugar el día 19 de diciembre). Además, en la oposición los objetos son visibles a lo largo de toda la noche: salen de detrás del horizonte oriental en el momento que el Sol se esconde bajo el horizonte occidental y no se ponen hasta la salida del Sol.

A pesar de que la aproximación máxima de este año no es ni de lejos tan estrecha como la de los años 2001, 2003 o 2005 y, en consecuencia, Marte se ve más pequeño que en los otros casos, la situación del planeta rojo es idónea para su observación.

Esto es debido al hecho de que la oposición tiene lugar este año prácticamente en el solsticio de invierno (22 de diciembre) y, por tanto, Marte se halla casi tan alto en los cielos del hemisferio norte terrestre como es posible. El diagrama siguiente puede ayudar a comprender este extremo.

Digrama de la Terra i la volta celest, sobre la qual s'ha marcat el nord i dibuixat l'equador celest (tall de la volta celest pel pla perpendicular a la direcció sud-nord) i l'eclíptica (recorregut aparent del Sol sobre la volta celest en un any), els quals formen un angle de 23,5º, de manera que el Sol està 23,5º per sobre de l'equador en el solstici d'estiu, a sobre de l'equador en els equinoccis (punts de tall de l'eclíptica i l'equador celest) i 23,5º per sota de l'equador celest en el solstici d'hivern
Diagrama del ecuador celeste y de la eclíptica. En oposición, Marte se sitúa casi tan arriba como es posible si el Sol está en el solsticio de invierno.
Cortesía: Astronomynotes

Al encontrarse tan alto sobre el horizonte, la influencia de la atmósfera terrestre en la observación se hace mínima, ya que la luz procedente de los objetos astronómicos ha de atravesar un grueso mínimo de atmósfera y la calidad de las imágenes astronómicas se ve muy favorecida.

Un aliciente más para los observadores será la Luna llena de la misma Nochebuena. La noche del día 24 observaremos la Luna saliendo por el horizonte oriental acompañada de muy cerca por un planeta Marte muy brillante. Los dos objetos se moverán juntos a través del cielo, pasando muy alto en el centro de la noche, para ponerse nuevamente casi a la vez en el momento de la salida del Sol.

La Luna ocultará Marte en algunas zonas

Esta extrema aproximación de la Luna y Marte es, de hecho, una ocultación del planeta por nuestro satélite en una parte significativa del hemisferio norte: Alaska y el noroeste de Canadá, Islandia, Alemania, los países escandinavos, el este de Europa, etc.

Plànol de les zones des d'on serà observable l'ocultació.

Plano de las zonas desde donde será observable la ocultación
Cortesía: IOTA .

En estas zonas, la Luna tapará Marte a la vista de los observadores, tal como pasó aquí con Saturno el 22 de mayo y con Venus el 18 de junio de este año 2007.

Para más información al respecto, consultad la página de la IOTA .

Oposición y máxima aproximación no tienen por qué coincidir

Es posible que al lector le parezca sorprendente que la oposición y la máxima aproximación de un determinado planeta no coincidan necesariamente, tal como podría parecer evidente a partir de un análisis apresurado de diagramas como el siguiente:

Diagrames del moviment de la Terra i Mart entorn del Sol. Les òrbites semblen circulars, quan no ho són..

Diagrama del movimento de la Tierra y Marte alrededor del Sol en agosto y diciembre de 2007
Cortesía: NASA

No ha de perderse de vista que las órbitas planetarias no son circunferencias perfectas. En realidad, son elipses que se desvían ligeramente - en algunos casos más significativamente que en otros - de la circularidad:

Diagrama on es mostren les òrbites reals (el·líptiques) de Mercuri, la Terra i Mart, així com les òrbites ideals circulars amb radi igual a la distància mitjana de cada planeta al Sol. Mentre la Terra segueix una òrbita molt i molt circular, Mart i Mercuri s'allunyen significativament de la circularitat. S'observa, a més, que l'orientació de les diferents òrbites (entengui's, si es vol, dels seus respectius semieixos majors) no és la mateixa.

Diagrama de las formas reales de las órbitas planetarias comparadas con las circunferencias ideales de radio igual a la distancia media de cada planeta al Sol.
Cortesía: NASA

De esta forma puede entenderse muy fácilmente que la distancia que nos separa del planeta que se encuentra en máxima aproximación respecto a nosotros no sea siempre la misma (como debería pasar en el caso de órbitas circulares), ya que depende del punto de las órbitas respectivas en el que esta tenga lugar. También se entiende que la máxima aproximación puede darse antes de la oposición - si la Tierra comienza a alejarse de Marte antes de llegar a esta -, después - si comienza a alejarse después - o simultáneamente.

La animación en flash que podéis encontrar en este enlace probablemente os ayude también a comprender lo que está pasando.

Vuestras imágenes

Aprovechad que las condiciones serán casi inmejorables si el tiempo acompaña para fotografiar el planeta rojo y enviadnos vuestras imágenes!

Volver

 
This site is powered by the TWiki collaboration platform Powered by Perl