Difference: Virgo0519es ( vs. 1)

Revision 106 May 2019 - SurinyeOlarte

Line: 1 to 1
Added:
>
>

LIGO y Virgo detectan colisiones de estrellas de neutrones

Noticias

Virgo

Ligo Virgo.jpg
Vista posterior de un espejo suspendido. El recubrimiento refleja el haz láser de infrarrojo cercano de Virgo, pero es transparente en el rango visible.
Créditos: EGO/Virgo Collaboration/Perciballi

Fecha: 03/05/2019

El 25 de abril de 2019, el Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferómetro Láser (LIGO) de la National Science Foundation y el detector Virgo con sede en Europa registraron ondas gravitacionales de lo que parece ser un choque entre dos estrellas de neutrones, los densos restos de estrellas que ya habían explotado antes. Un día después, el 26 de abril, la red LIGO-Virgo descubrió otra fuente candidata potencialmente interesante: de hecho, puede haber resultado de la colisión de una estrella de neutrones y un agujero negro, un evento nunca antes visto.

Una vez más las colaboraciones de LIGO-Virgo han sido testigos del notable fenómeno de una fusión de estrellas de neutrones, seguido de cerca por otra posible fusión de estrellas colapsadas revelando su potencial para producir descubrimientos regulares que antes eran imposibles.

Los descubrimientos ocurren unas pocas semanas después de que LIGO y Virgo hayan sido reactivados. Los detectores gemelos LIGO, uno en Washington y otro en Louisiana, junto con Virgo, ubicados en el Observatorio Gravitacional Europeo (EGO) en Italia, reanudaron sus operaciones el 1 de abril, después de una serie de mejoras para aumentar su sensibilidad a las ondas gravitacionales. en el espacio y el tiempo. Cada detector ahora examina volúmenes más grandes del universo que antes, en busca de eventos extremos.

Además de los dos nuevos candidatos con estrellas de neutrones, la red LIGO-Virgo ha detectado en esta última carrera tres posibles fusiones de agujeros negros. En total, desde que se hizo la primera detección directa de ondas gravitacionales en 2015, la red ha encontrado evidencia de dos fusiones de estrellas de neutrones; 13 fusiones de agujeros negros; y una posible fusión de estrella de neutrones -agujero negro.

Cuando dos agujeros negros chocan, deforman el tejido del espacio y el tiempo, produciendo ondas gravitacionales. Cuando dos estrellas de neutrones colisionan, no solo envían ondas gravitacionales sino también luz. Eso significa que los telescopios sensibles a las ondas de luz a través del espectro electromagnético pueden presenciar estos impactos de fuego junto con LIGO y Virgo. Uno de tales eventos ocurrió en agosto de 2017: LIGO y Virgo descubrieron inicialmente una fusión de estrellas de neutrones en ondas gravitacionales y luego, en los días y meses que siguieron, unos 70 telescopios en tierra y en el espacio detectaron las consecuencias explosivas de las ondas de luz, que van desde los rayos gamma hasta la luz óptica y las ondas de radio.

En el caso de los dos candidatos para la estrella de neutrones, los telescopios de todo el mundo, una vez más, se apresuraron a rastrear las fuentes y recoger la luz que se esperaba que surgiera de estas fusiones. Cientos de astrónomos apuntaron con avidez sus telescopios a zonas de cielo sospechosas de albergar las fuentes de estas señales. Sin embargo, hasta este momento, ninguna de las fuentes ha sido identificada.

La destrucción de la estrella de neutrones del 25 de abril, apodada S190425z, se estima que se produjo a unos 500 millones de años luz de la Tierra. Solo una de las instalaciones gemelas de LIGO captó su señal junto con Virgo (LIGO Livingston fue testigo del evento, pero LIGO Hanford estaba desconectado). Debido a que solo dos de los tres detectores registraron la señal, las estimaciones de la ubicación en el cielo desde donde se originó no es precisa, lo que deja para estudiar a los astrónomos casi la cuarta parte del cielo en busca de la fuente. Se estima que la posible colisión del agujero negro- estrella de neutrones del 26 de abril (llamada S190426c) tuvo lugar a aproximadamente 1,2 mil millones de años luz de distancia. Fue detectado por las tres instalaciones de LIGO-Virgo, reduciendo su ubicación a las regiones que cubren aproximadamente 1,100 grados cuadrados, o aproximadamente el 3 por ciento del cielo total.

Si se mantiene la detección del choque estrella de neutrones-agujero negro LIGO y Virgo en tres años habría observado todos los tipos de colisiones de agujeros negros y de estrellas de neutrones.

LIGO está financiado por NSF y operado por Caltech y MIT, que concibió a LIGO y dirigió los proyectos LIGO inicial y avanzado. El apoyo financiero para el proyecto Advanced LIGO fue liderado por la NSF con Alemania (Max Planck Society), el Reino Unido (Consejo de Instalaciones de Ciencia y Tecnología) y Australia (Australian Research Council-OzGrav) asumiendo importantes compromisos y contribuciones al proyecto. Aproximadamente 1,300 científicos de todo el mundo participan en el esfuerzo a través de la Colaboración Científica LIGO, que incluye la Colaboración GEO. Una lista de socios adicionales está disponible en https://my.ligo.org/census.php.

La Colaboración Virgo actualmente está compuesta por aproximadamente 350 científicos, ingenieros y técnicos de unos 70 institutos de Bélgica, Francia, Alemania, Hungría, Italia, los Países Bajos, Polonia y España. El Observatorio Gravitacional Europeo (EGO) aloja el detector Virgo cerca de Pisa en Italia, y está financiado por el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) en Francia, el Instituto Nacional de Física Nuclear (INFN) en Italia y Nikhef en los Países Bajos.

 
This site is powered by the TWiki collaboration platform Powered by Perl